De Verde y Agua

La Cumbre

(música de Secret Garden)

De verde y agua se tiñe el horizonte,
de verde y agua mi presente,
y como sol naciente,
florecen manantiales de recuerdos, fugaces,
inconcientes, perennes como la hiedra
que cubre las pircas de piedras que, según dicen,
semejan ser las costuras de las sierras…
El claro de agua, debió ser el reflejo de damas encantadas;
el trinar de los pájaros, mis silbatos y matracas;
el aroma del verde, la menta recién cortada…
Lo curioso es que no recuerdo haber sido así criada,
sin tan sólo como verde tuve un pino,
como agua, la que estaba,
como pájaro recuerdo una paloma a cuerda
traída por mis padres de Alemania…
Y entonces, ¿Cómo reconocer el aroma de esencias
lejanas?
¿Cómo entender el idioma de las semejanzas?
No importa, ya es tarde y si no fuera que estoy cansada,
iría a encontrarme de nuevo con todo lo que mi alma delata,
lo del verde, lo del agua ya contado,
que tan sólo por hoy,
me conformo con verlo
en mi mate con miel, recién cebado…

María Soledad Ranzuglia
Del libro “Vislumbres de Sol”